Sobrescribir enlaces de ayuda a la navegación

Consejos de otoño

Los siguientes consejos son principalmente para la temporada de otoño, pero téngalos en cuenta durante todo el año. 

Los niños regresan a la escuela. Llegó la temporada de los resfríos y gripes. Las festividades están a la vuelta de la esquina, esté atento a los problemas de seguridad alimentaria en su entorno familiar. A continuación, indicamos algunos consejos para ayudarle a prevenir los envenenamientos durante este momento ajetreado del año.

Medicamentos

  • Mantenga los medicamentos (así como las vitaminas y los suplementos dietéticos) en sus propios envases. Hágalo en casa Y al viajar.
  • Ponga bajo llave los medicamentos y los productos de limpieza del hogar en lugares donde los niños no puedan verlos o alcanzarlos.
  • Use envases que estén hechos a prueba de niños. Cierre bien la tapa después de usar un producto. Recuerde que ningún envase puede brindar una seguridad total para los niños.
  • Indique a su médico todos los medicamentos que está tomando. Mencione los medicamentos recetados y aquellos sin receta.
  • Lea y siga las instrucciones y advertencias que aparecen en la etiqueta antes de tomar el medicamento. Si tiene alguna consulta sobre cómo usar su medicamento, llame a su médico o farmacéutico.
  • Lea la etiqueta antes de tomar o dar un medicamento SIN EXCEPCIÓN.
  • Tenga cuidado al tomar medicamentos conjuntamente con otros, ya que puede ser peligroso. Algunos medicamentos no deben tomarse con comidas, alcohol u otros medicamentos.
  • Lea cuidadosamente las etiquetas de cualquier medicamento de venta sin receta libre que esté tomando. Asegúrese de no estar usando dos o más productos que contienen el mismo fármaco. Tenga mucho cuidado con el medicamento acetaminofén.
  • Nunca tome los medicamentos recetados de otras personas. Tome sólo aquellos que hayan sido recetados para usted. Nunca comparta los medicamentos recetados.
  • Nunca tome medicamentos en la oscuridad.
  • Consulte a su médico antes de tomar cualquier suplemento alimenticio (como vitaminas, minerales o hierbas).
  • Algunos productos, como los medicamentos, que saben, huelen o se parecen a caramelos o bebidas, pueden llamar la atención de los niños. Asegúrese de mantener estos productos fuera del alcance de los niños y guárdelos bien. Los niños aprenden imitando a los adultos. Los niños que ven a los adultos tomando medicamentos intentarán hacer lo mismo.
  • Deshágase de los medicamentos que hayan vencido o que ya no necesite. Pregunte a su farmacéutico local cómo puede enviar medicamentos recetados no usados, vencidos o que no necesita a lugares de devolución de productos farmacéuticos para desecharlos de forma segura. Si esta opción no está disponible, saque de sus envases originales a los medicamentos recetados no usados, vencidos o que no necesita. Mezcle los medicamentos con una sustancia indeseable, como arena para gatos, y colóquelos en recipientes resistente al agua, como latas vacías o bolsas sellables, para asegurarse de que las personas o los animales no los encuentren o los usen. Tire estos recipientes a la basura. Su centro de información toxicológica puede haber actualizado las recomendaciones para su área, llame al 1-800-222-1222.

Hongos

  • Sólo los expertos pueden distinguir los hongos venenosos de los hongos seguros. 
  • Incluso probar determinados hongos puede dañar el hígado y provocar la muerte.
  • Los hongos venenosos, llamados “hongos de la muerte”, crecen a menudo en -jardines y parques.

Bayas

  • Las bayas a menudo se encuentran en las plantas durante el otoño. Algunos de estos frutos pueden envenenarlo.
  • Las bayas pueden captar la atención de los niños. Pueden pensar que estos frutos son simplemente como las frutas del mercado.
  • Algunas bayas que pueden causar daños en las personas, no provocan daños en aves y otros animales.
  • Si piensa que alguien comió una o más bayas de una planta, llame inmediatamente a la línea de ayuda por envenenamiento (1-800-222-1222). Es probable que los expertos del centro de información toxicológica NO PUEDAN identificar la planta por teléfono. Por lo tanto, antes de que se produzca un envenenamiento, aprenda los nombres de las plantas que están ubicadas alrededor de su casa.
  • Una persona que trabaje en un invernadero o vivero puede ayudarle a identificar la planta.

De regreso a la escuela y materiales de arte

  • Los niños usan a menudo pegamento, pintura, tinta y otros productos de arte en la casa, la escuela y la guardería. Estos productos son mezclas de sustancias químicas y pueden ser peligrosos si no se usan correctamente. Asegúrese de que los niños usen los productos de arte de manera segura.
  • Los niños pequeños son muy propensos a probar los productos de arte lindos y coloridos. En caso de salpicadura en los ojos o si entran en contacto con la piel, estos productos pueden provocar daños en niños de cualquier edad.
  • Manipule los productos de arte según las instrucciones de las etiquetas. Le indicarán cómo usar y guardar estos productos de manera segura. Lea las advertencias y preste atención a ellas.
  • El arte es una parte importante del aprendizaje en la infancia. A continuación, indicamos algunos consejos de seguridad que debe seguir cuando supervisa el uso de productos de arte por parte de los niños:
    • Lea la etiqueta cuidadosamente. Siga las instrucciones para un uso y una eliminación segura.
    • Deseche los productos que hayan vencido.
    • No coma ni beba mientras se utilicen los productos de arte
    • Lave la piel después de tener contacto con los productos de arte. Limpie los equipos, as mesas, los escritorios y las mostradores.
    • Nunca use productos para pintar la piel a menos que el producto indique que es seguro hacerlo.
    • Nunca use productos para decorar los alimentos a menos que el producto indique que es seguro hacerlo.
    • Mantenga los productos de arte en sus envases originales.

Monóxido de carbono (CO)

El otoño es generalmente la temporada cuando encendemos la calefacción y los generadores. Asegúrese de que su sistema de calefacción esté funcionando correctamente. Coloque baterías nuevas en las alarmas de CO. 

¡Llame por ayuda!

Recuerde, si sospecha que usted o alguna persona que conoce se ha envenenado, llame inmediatamente a la línea gratuita de ayuda por envenenamiento (1-800-222-1222), que lo conecta con su centro local de información toxicológica.